9.2 C
Talca
12.1 C
Curicó
8.7 C
Linares
Jueves, Octubre 6, 2022
spot_img

¿Las mascarillas restringen aprendizajes en los niños(as)?

El uso prolongado de mascarillas como parte de las medidas sanitarias en esta pandemia, nos hace preguntarnos ¿Afecta el uso de ellas, en los aprendizajes de los niños(as) más pequeños(as) de casa? Ya que hay aprendizajes que realmente son imprescindibles de adquirir cuando se es niño(a), como por ejemplo el aprendizaje del lenguaje, las emociones y la sociabilidad, entre otras.

Dra. Sandra Castro Berna, académica de la Escuela de Educación Parvularia de la Universidad Católica del Maule.

El niño(a) desde que nace observa lo que está a su alrededor, comenzando por el movimiento de su propio cuerpo, los movimientos de las personas de su grupo familiar y otras cercanas, ya que aprende a través de la imitación, es decir, repite todo lo que ve: las acciones, los gestos, las emociones y el lenguaje.

La mascarilla y el distanciamiento físico son requisitos fundamentales para el autocuidado ante el COVID-19, no obstante, su uso está afectando directamente en las interacciones necesarias que requiere el niño(a) para aprender en forma natural. Al no ver claramente la boca de los demás, tiene dificultad para descifrar los diferentes fonemas que se logran con el movimiento de la boca. Los sonidos tienen una forma particular de pronunciación, por ello, el niño(a) necesita observar la boca y la expresión facial de quien le habla. El niño(a) copia las palabras que oye, el volumen y tono de la voz, los movimientos de los labios y lengua, y de los ojos; elementos importantes que la mascarilla esconde cuando se produce el intercambio verbal.

El niño(a) progresivamente va desarrollando la capacidad para utilizar las expresiones emocionales y distinguirlas en los demás, lo que favorece las relaciones con otros, ya sean pares o adultos, y para adaptarse a los grupos. De igual manera la sociabilidad, se ve obstaculizada, al estar cubierto el rostro parcialmente, no permite que se distingan los gestos, fundamental para establecer un canal de acercamiento al dialogo e iniciar interacciones sociales.

Por tanto, podemos decir que los niños(as) aprenden a hablar por medio de interacciones sociales en la escucha, observando, descifrando y repitiendo, se relacionan emocionalmente luego de haber tenido un modelo de comportamiento y la mascarilla hace que se pierda o distorsione la voz e impide ver las sonrisas, y otras expresiones que identifican las emociones en los rostros.

Compensar en casa cuando no usamos mascarillas:

  • Generar instancias de conversación con la familia, aprovechando espacios y tiempos comunes como la hora de comer o sentarse en el living.
  • Estimular la comunicación de calidad por las tardes o a la vuelta del colegio, centrándose en compartir emociones, sentimientos o sucesos.
  • Leer cuentos por las noches, imitar sonidos, dramatizar o jugar con títeres caseros; siempre frente a los niños(as). Deje que pregunten, que intervengan, hable lento y modulado, estimule variando la elevación de la voz, acompañándose de movimientos del cuerpo y gestos faciales. 
  • Cantar de ida y vuelta de actividades como ir al colegio, de compras o de paseo.
  •  Repetir las palabras o indicaciones, hablar más alto y pausado, según sea necesario.
  • Permita que creen y participen de juegos al aire libre con otros niños(as) de diferentes edades.
spot_img

Artículos recientes

REVISTA

spot_img

Siguenos

3,842SeguidoresSeguir
154SeguidoresSeguir
461SuscriptoresSuscribirte